Ariel Venegas

Ariel-VenegasINDIVISIBLE
“Al empezar a observar de cerca lo crudo de esta realidad social, advierto que mi fascinación por esas imágenes tiene que ver justamente con esa barrera que se disuelve entre lo público y lo privado, con esa extrañeza de que no haya trabas que cuiden la intimidad, que las fronteras se encuentren deshechas. Encuentro una doble barrera que envuelve estas muestras de intimidad expuesta, los transeúntes prefieren no registrarlas y la gente de la calle elije (imagino) ignorar a quienes pasan. Imagino que volvemos a inventar todos los días esa pared invisible, que emula los filtros que en las casas resguardan los distintos niveles de privacidad como puertas, mirillas, escaleras, zaguanes, para mantenernos alejados de esas imágenes que deberían pertenecer a lo más personal. Por eso, muchas veces me sentí culpable de vulnerar esa barrera espacial imaginaria, me siento espiando donde no debería hacerlo y me miran como a un intruso, como si algo de esa intimidad se rompiera al traspasar yo los límites de ese pacto social de mutua ignorancia” sostiene Venegas.
Jueves 14 de marzo al domingo 7 de abril de 2013.
Sala 13, planta alta.