Julieta Arroquy

arroquy-intMuestra individual de la dibujante Julieta Arroquy que recorre sus primeros trabajados de humor gráfico y su reciente creación, Ofelia, en la mítica sala Historieta.

Desde hace años dejó de tener vigencia una pregunta del público que era un clásico en las mesas redondas de humoristas gráficos que Ediciones de la Flor organiza en cada Feria del Libro de Buenos Aires. “¿Por qué no hay mujeres humoristas?”. La exitosa irrupción de Maitena primero (antes, en Francia, Claire Bretecher) y luego una serie no enorme pero excelente de mujeres artistas del dibujo de humor hizo improcedente preguntarse eso.
Julieta Arroquy se inscribe en esa corriente con una línea sencilla y original, y con un humor piadoso pero sin autocompasión. Sus mujeres, en una franja de edades que va desde los 20 hasta los 40, se enamoran, se desenamoran, abandonan o son abandonadas pero no se sumergen en amarguras perdurables: inscriben esos acontecimientos en el devenir de sus vidas y vuelven a salir a flote para enfrentar lo que sigue.
Desde sus dibujos sueltos de ¡Oh, no, me enamoré! –su primer libro—hasta los que unifica su personaje Ofelia que ya vive en dos volúmenes, su grafismo ágil y sin ataduras académicas sirve de base a reflexiones que muchas mujeres (y también varones, ¿por qué no?) reconocerán tácitamente como propias. Y con el condimento de la gracia necesaria que no siempre se puede agregar en las propias salsas.
Buenos Aires, noviembre de 2014. Daniel Divinsky

Cierra 22 de febrero
Sala Historieta