Paula Rivero

paula-rivero-internaMUJERES SALVAJES

La mujer salvaje despierta en la mujer un recuerdo antiquisimo. Es el recuerdo de nuestro absoluto innegable e irrevocable parentesco con el femenino salvaje.
La mujer salvaje es la que se atreve.
Por definición, el concepto de salvaje se encuentra profundamente ligado al instinto de libertad y eso probablemente sea uno de los rasgos más característicos de esta exhibición.
Una versión expansiva y arriesgada de Paula Rivero materializa las obras más diversas, explorando nuevas técnicas y conceptos. La libertad está presente en todos lados. Esta idea se disemina en cada una de las series que la artista concreta con total versatilidad dando como resultado una obra en algunos casos sutil, en otros fuerte, pero siempre madura y autorreferencial. Desde el uso de cada material y la elección de la técnica, Rivero se permite jugar con la metáfora y a partir de ese punto empezar a construir el relato. La contraposición del cuero y el acero inoxidable conviven en un mismo objeto, por momentos corset, por momentos armadura, que parece convertirse en una frontera entre el interior y el exterior de estas mujeres salvajes. Otros corsets, pero esta vez conformados por cientos de cartas unidas entre si, se vuelven muchos mas livianos y etéreos, son mensajes que están en el aire, una conexión permanente con el recuerdo. Los dibujos están construidos de presencias y ausencias, manejados con sensualidad y misterio, una extraña paradoja del tiempo, escrita entre el pasado y el presente. Las cerámicas de Rivero son la metamorfosis, el cambio, el dar espacio a que algo nuevo nazca, lleno de luz.

Jueves 20 de diciembre al domingo 17 de febrero de 2013
Sala 11